Hace 58 años Luis Ap aricio debutó en Gra ndes Ligas

Este jueves, 17 de abril, se cumplen 58 años del debut en las filas de los Medias Blancas (White Sox) de Chicago de las Grandes Ligas del expelotero venezolano Luis Ernesto Aparicio Montiel, uno de los mejores campocortos en la historia del béisbol mundial y el único venezolano exaltado al Salón de la Fama de las Ligas Mayores.110274311397733925.jpg

Aparicio, quien nació el 29 de abril de 1934, se convirtió en el sexto criollo en jugar en las mayores. En su partido debut, ante los Indios de Cleveland, enfrentó a su paisano Alfonso “Chico” Carrasquel, quien un año antes (1955) defendió los colores de los patiblancos, y entregó el testigo a Luis, a quien el propio Chico ya consideraba como un gran pelotero.

Fue un juego reñido que culminó 2-1 a favor de Chicago. Ese mismo día, el pelotero de 21 años conectó su primer imparable en las mayores. Lo hizo en su tercer turno al bate, con un hit hacia el jardín izquierdo ante el lanzador Bob Lemmon.

Image

Después de ese inolvidable debut, Luis jugó durante 18 temporadas continuas en la Gran Carpa, desde 1956 hasta 1973. Ese primer año en Chicago, ganó el premio Novato del Año en la Liga Americana, primer latinoamericano en alcanzar tal proeza.

El criollo jugó con los patiblancos hasta 1963. Ese año fue cambiado a los Orioles de Baltimore, organización que representó hasta 1967.

Image

Al finalizar esa temporada, Aparicio regresó a los Medias Blancas, donde jugó entre 1968 y 1970. Luego fue cambiado a los Medias Rojas de Boston, equipo con el que se uniformó desde 1971 hasta su retiro en 1973.

Aparicio, quien ganó la Serie Mundial con Orioles en 1966, era considerado en su momento como uno de los mejores y más veloces campocortos de todos los tiempos.

Image

Exaltación al club de los grandes

Luis Aparicio ganó en total nueve guantes de oro, hazaña superada después por otro gran campocorto venezolano, Omar Vizquel, quien alcanzó ganar 11 premios al mejor campocorto.

El jugador venezolano dominó por nueve años consecutivos el renglón de bases robadas en la Liga Americana. En total estafó 506 almohadillas.

Luis impuso varios récords defensivos para un campocorto en las Grandes Ligas: Más partidos jugados, con 2.581; más lances, con 12.564; más dobleplays, con 1.553, y más asistencias, con 8.016.

Además, el hasta ahora único Salón de la Fama venezolano participó en 10 juegos de estrellas.

El 15 de mayo de 1969 en el estadio de Detroit, el originario de Maracaibo se convirtió en el primer venezolano que llegaba a conectar 2.000 hits en el béisbol mayor.

Después de su retiro, luego de seis años como candidato, en 1984 fue exaltado al Salón de la Fama de las Ligas Mayores por su gran desempeño y contribución al béisbol. Ese año recibió el primer lugar en las papeletas con 341 votos, 84.62 % de los electores del selecto grupo de Cooperstown, al que entró junto con los grandes peloteros Harmon Killebrew y Don Drysdale.

En su primer año de elección al Salón de la Fama, en 1979, cinco años después de su retiro, compitió contra el legendario Willie Mays, quien también se hallaba en su primer año de candidatura.

Aparicio frecuentemente participa en actividades con las que se rinden honores y homenajes a los mejores peloteros de las Grandes Ligas.

Una de las más destacada fue la invitación que le hicieron en la Serie Mundial de 2005, donde fue el encargado de realizar el lanzamiento inaugural de la gran final del béisbol de ese año. Esta serie tuvo como característica ser la primera en la que participaban los White Sox desde 1959, cuando Aparicio defendía la camiseta de los Medias Blancas en el campocorto.

Esa serie de 2005 resultó con el Campeonato Mundial para Chicago, bajo la dirección del venezolano Oswaldo Guillén, quien en su carrera como pelotero activo también se vistió como shortstop de los patiblancos.

Image

Aparicio en Venezuela

Aparicio dio sus primeros pasos como pelotero en la Liga Profesional de Béisbol Venezolano, exactamente el 18 de noviembre de 1953 con el equipo Gavilanes de Maracaibo, que pertenecía a la desaparecida Liga Occidental.

Ese 18 de noviembre, el estadio Olímpico de Maracaibo contaba con la presencia de más de 7.000 espectadores. Ese día, uno de los mejores peloteros de Venezuela anunciaba su retiro Luis Aparicio Ortega, “El Grande”, quien entregó su testigo a su hijo, Luis Ernesto, sin saber que sería el inicio del único venezolano inmortalizado en el Salón de la Fama de las Grandes Ligas.

Desde entonces, Luis Ernesto jugó en Venezuela durante 13 temporadas, repartidas entre las divisas Leones del Caracas, Tiburones de La Guaira, Águilas del Zulia, Tigres de Aragua y Cardenales de Lara.

En el béisbol amateur, Luis vio acción desde muy joven con las novenas Valdespino de Caracas, La Deportiva, y Garaje La Principal.

Image

Luego de su paso por la pelota venezolana y el béisbol estadounidense, tras su retiro como pelotero activo, Luis siguió vinculado a la pelota como mánager.

En Venezuela, el zuliano se encargó de dirigir a varios equipos criollos: Águilas del Zulia, Cardenales de Lara, Navegantes del Magallanes, Petroleros de Cabimas y Tiburones de La Guaira. AVN

EA


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 4/17/2014 11:30:00 a. m.

Published by:

Beisbol007

Los Piratas de Pittsburgh son un equipo de tradicion. Ahora mismo estan en una etapa de crecimiento y victorias. Los sigo desde niño . Roberto Clemente es mi Idolo y este blog es un homenaje a todos esos grandes peloteros. gracias

Leave a comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s